Powered by Blogger.
RSS

DIA 11: Playas de Matara y Mirissa

11 Septiembre 2014

El día amaneció bastante oscuro. Hizo mucho viento durante la noche, incluso llovió. Por la mañana ya no llovía pero la humedad ambiente era tal que no pude sacar ninguna foto con la reflex. Nada más sacarla de la habitación, se empañó y no sacaba. Así que las fotos siguientes están sacadas con el móvil...

Con buen tiempo, aquel hotel en Matara, escondido entre palmeras hubiera sido el sitio perfecto para relajarse. Pero Matara no era para nosotros más que una parada temporal. Salimos del hostal nada mas desayunar y despues de andar 10 minutos hasta la calle principal donde cogimos el autobús a Mirissa.



La idea original era ir a Galle y de camino parar en Mirissa unas horas, lo justo para ver la playa ya que desconfiamos de que el tiempo fuera estable. Pero una vez allí, el sol brillaba y el día se transformó de lluvioso y oscuro en soleado y caluroso. Por lo tanto, pensamos que merecía la pena quedarnos una noche y disfrutar de esa playa paradisíaca.




Mirissa es un pueblo a 240km de Colombo y su playa es tan famosa entre los turistas como las fiestas que se montan. Tambien es una zona de pesca la de los tradicionales "pescadores zancudos" así como el punto de salida de avistamientos de delfines y ballenas aunque en Septiembre, temporada baja, no se organizan éstas excursiones.

Aun siendo temporada baja, se veía algo de gente en la playa de Mirissa aunque no demasiada. Habíamos leído en numerosos blogs que ésa era la zona turística por excelencia pero no se parece en nada a las playa turística que conocemos, las del Mediterraneo, por ejemplo. Vimos unas 20 personas bañandose, otras tantas andando por la playa y las mujeres (esta vez) usaban bikini! (leer aquí sobre la playa de Trincomalee). 

La playa, larga pero estrecha, estaba limitada por unas pequeñas cabañas, ocultas entre palmeras, donde se alojaban los turistas. Algunas tenían pinta de ser más lujosas que otras pero todas tenían un atractivo solo por el hecho de estar situadas ahí. 

Si decidís bañaros, hay que tener en cuenta de que no hay demasiadas olas pero sí mucha resaca. 


Hacia el centro de la playa hay un centro de acogida de tortugas. Se llama Turtle Conservation Project y se creó en 2012 con la idea de preservar y concienciar sobre la situación de las tortugas marinas en Sri Lanka. Me acerqué a las pequeñas piscinas donde tienen a las tortugas y vi dos: una estaba enferma y a la otra le faltaba una aleta. En realidad, estas tortugas no sobrevivirían demasiado en el mar y esta organización se ocupaba de cuidarlas y alimentarlas. No hay que pagar por visitar las instalaciones, pero en mi opinión, siempre esta bien deja una pequeña donación.

A la derecha, hay una pequeña isla desde la que se pueden sacar unas bonitas fotos de la playa. Con marea baja, no hay ningún problema para acceder a ella, pero habrá que tener un poco de cuidado si la marea está subiendo a no ser que quieras quedarte sin poder salir de allí durante unas horas.

Seguir hacia las siguientes playas, a la izquierda, es un bonito paseo para descubrir playas más "salvajes". Allí veras las curiosas barcas tradicionales y si tienes suerte como nosotros, les verás pescar.



Pasamos todo el día en la playa, tomando el sol, dando largos paseos y bañándonos en el agua. Hacia las 5  de la tarde, estábamos totalmente agotados. Nos duchamos y fuimos a cenar lo que posiblemente fue la cena más cara de nuestro viaje. Cenamos unas pizzas en el bar Water Creatures, que era parte del hotel en el más tarde que nos alojaríamos. Después, aprovechamos el Happy Hour con unas cervezas Lion a la luz de la luna.

Durante el día nos invitaron a más de una fiesta en la playa. Al parecer, todos los hoteles que dan a la playa organizan una pero agotados como estábamos, a las 9 de la noche estábamos ya a punto de irnos a dormir.


INFORMACIÓN DE INTERÉS

Alojamiento en Mirissa: Water Creatures

No habíamos reservado las habitaciones de antemano, simplemente preguntamos hotel por hotel y resultó que tenían dos habitaciones libres aquella noche. El hotel tiene un bar que da a la playa y las habitaciones están detrás. Las habitaciones tienen baño, ventilador y mosquitera. La verdad es que las habitaciones era increibles, nos gustaron mucho y fueron baratas. Sin embargo, la señal del WiFi no llega a las habitaciones.
Dirección: Sunanda Road, Mirissa
Website: N/A

Gastos del día - 11 de septiembre:
  • Autobús: 60LKR desde Matara a Mirissa.
  • Desayuno: 2420LKR por cuatro desayunos completos en Beach Inns Holiday Resort.
  • Cena: 5 pizzas (800-900LKR cada una) y 7 cervezas Lion (200LKR durante el Happy Hour). 5600LKR.
  • Alojamiento: 4000LKR por dos habitaciones con baño, ventilador y mosquitera.  

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comments:

Post a Comment