Powered by Blogger.
RSS

DÍA 8: Montar en elefante y bailes tradicionales en Poya Day

8 Septiembre 2014

Después preguntar a unas cuantas personas y obtener diferentes versiones de cómo llegar a Millennium Elephant Foundation, acabamos a las 9:30 de la mañana cogiendo el autobús a Kegalle desde la estación de tren de Kandy. Lo único de lo que estábamos seguros era de que teníamos que bajarnos en el cruce de Karandapana.

Llegamos al cruce a las 10.45 y vimos al conductor del autobús hacer una señal a unos "tuktukeros" que estaban en el cruce para que se acercaran. Desde el cruce al Millenium Elephant Foundation nos cobraron (después de regatear) 150LKR por cada tuktuk.

Millennium Elephant Foundation es una organización benéfica sin ánimo de lucro fundada en 1999 y desde entonces ha estado al cuidado de los elefantes, dándoles protección y tratamiento, suministrando los servicios médicos y las instalaciones necesarias. Hoy en día tienen 4 machos y 4 hembras de entre 25 y 60 años de edad que viven tanto temporalmente como permanentemente en el lugar. Además, organizan actividades para turistas con el fín de recaudar fondos para hacer frente a los gastos de mantenimiento de los animales. Nosotros elegimos venir a Millenium Elephant Foundation porque era el único sitio donde sabíamos que se podía montar en elefante sin esos tramánculos que utilizan para montar 4-6 personas a la vez. La entrada a las instalaciones de la fundación son 1000LKR pero si quieres montar en un elefante y participar en la limpieza, el precio sube: 2000LKR por 8-10 minutos, 3000LKR por 15 minutos ó 4000LKR por 20 minutos. 

Pagamos 2000LKR y nos montaron de dos en dos, con solo una manta entre el elefante y nosotros. El cuidador nos llevó a dar una pequeña vuelta por los aledaños que muy difícilmente llegaba a 8 minutos. Dejamos la cámara a uno de los voluntarios, que nos sacó bastantes fotos mientras tanto.
Después, llevaron a uno de los elefantes al río, donde le hicieron tumbarse para que lo limpiáramos. Nos metimos al agua a frotar! 


Finalmente, el guía voluntario nos llevó al "museo", donde tienen un par de fotos y recortes plastificados con una información bastante básica e infantil sobre los elefantes y la fundación.

Sinceramente, nos quedamos con una sensación rara al terminar la visita. Por una parte, teníamos muchísimas ganas de montar en elefante. Pero por otro lado, la visita nos pareció poco personal o especial. Jon ha sido el que más decepcionado se ha quedó, posiblemente porque se esperaba otra cosa. Es cierto que, si quieres montar en elefante hay que ir preparado ya que no va a ser una experiencia "salvaje".

Los tuktuks nos estaban esperando allí mismo para llevarnos de vuelta al cruce y desde allí volvimos a coger el autobús de Colombo a Kandy, que esta vez iba hasta las trancas. Tuvimos que hacer el viaje de pie en la misma puerta mientras Pablo tenía medio cuerpo fuera. Volvíamos a Kandy por un camino lleno de curvas y un tiempo medio-lluvioso.


Volvimos al Muslim Hotel para comer, esta vez a comer Rottis. La noche anterior pedimos Kottu para llevar porque pensábamos que eran Rottis. Esta vez, con la lección aprendida, pedimos Rottis. Mis amigos pidieron tres Rottis de huevo y queso, y yo pedí un Rotti (picante) de ternera y queso. Las 2 botellas de agua y café nos salió solamente 1100LKR, muy barato a pesar de tener que dejar un adicional 10% por el servicio.


Cerca del lago nos encontramos con una persona que parecía rezar, mirando al Templo del Diente. Pero en cuanto nos oyó llegar rápidamente dejó de rezar. Comenzó a hablarnos, sin parar, como todos los que nos querían vender algo. Dijo que era profesor de baile y que como era día de luna llena, habría bailes "especiales" en el centro cultural al lado del Templo del Diente. Después de un rato de monólogo, acabó diciendo que le acompañáramos a su escuela de baile para comprar entradas para los bailes. Ésta vez aprendimos y dijimos que no. Ya compraríamos entradas en el mismo Centro Cultural.

Como los bailes no empezaban hasta las 17:00, teníamos tiempo para ver más cosas pero prácticamente conocíamos ya todas las calles de Kandy de arriba a abajo. Miramos el mapa y encontramos un monte que parecía interesante visitar: Udawakete. Nos acercamos a un TukTuk por si no nos diera tiempo a hacer el recorrido andando. Con nuestras dotes de regateo, que ya estaban totalmente interiorizadas, conseguimos rebajar el precio de 300LKR cada tuktuk a dos por 400LKR. 

Después de hacer sufrir a los motores de los TukTuks cuesta arriba, llegamos hasta la entrada donde nos encontramos con un señor que cobraba 650LKR por entrar!! No podía ser!! ¿Eso también había que pagar? ¿Había que pagar por andar por un bosque? Nos echamos atrás, porque al fin y al cabo, sólo queríamos pasar el rato. Volvimos a la ciudad andando y viendo lo que encontrábamos de camino al Kandyan Cultural Centre.

Kandyan Cultural Centre es un centro cultural cerca del Templo del Diente donde organizan bailes tradicionales. Posiblemente sea el más concurrido de todos. Cuando fuimos nosotros, se llenó el auditorio casi completamente. Con que lleguéis 10 minutos antes es suficiente. Nosotros fuimos directamente al segundo piso para hacernos con cuatro asientos en primera fila, que resultó ser un acierto para sacar fotos y verlo sin tener a nadie que nos obstaculizase la visión.

La espectáculo de bailes dura una hora, cosa que mis amigos agradecieron. Son una sucesión de bailes acompañados con sonidos de tambores, llamados Pantheru, y algunas castañuelas. Cada baile tiene distinta temática: la recolecta, los guerreros, ofrendas... todos con vestimentas de colores vivos. Muy bonito.

Los bailes son cortos y la hora se hace muy amena. Fue un acierto venir a ver los bailes porque justo en el momento en el que nos sentamos empezó a caer una tromba de lluvia que creó algunas goteras tanto entre el público como en el escenario.

El espectáculo finaliza con una exhibición de "Marcha sobre el Fuego", cuyo origen se remonta a la época de la leyenda de Rama y Sita (más información aquí). Después del espectáculo, los bailarines pedían una donación a la salida.

Puesto que estábamos cerca del Templo del Diente y era Poya Day, día sagrado en Sri Lanka, pensamos que quizás habría algun evento especial allí. Preguntamos a algunas personas y trabajadores pero nadie sabía decirnos si habría algo especial así que nos fuimos a hacer tiempo hasta la hora de cenar.



Decidimos entrar a un bar/cafetería en una de las calles secundarias y se nos ocurrió pedir una Lion (cerveza). Pobres incultos, no sabíamos que el día de Luna Llena no estaba permitido ni vender ni comprar bebidas alcohólicas así que nos tuvimos que conformar con una Coca-Cola.

Cenamos en un restaurante italiano llamado Cafe Aroma Inn, un sitio bastante lujoso a lo que estábamos acostumbrados a ver en Sri Lanka: la decoración y el servicio eran excepcionales y la comida, riquísima y muy bien presentada. No se si nos pareció rica solamente porque echábamos de menos una comida que no incluyera arroz y curry, pero la verdad fue una parada gastronómica que los cuatro disfrutamos. Probamos por primera vez un postre que nos habían recomendado probar: el wattalapan, que resultó ser algo bastante parecido a un flan. Fue probablemente la cena más cara hasta el momento pero mereció la pena y lo recomendamos.

Volvimos al hostal a dormir (más información aquí) ya que al día siguiente nos esperaba un largo viaje en tren a Nuwara Eliya.


INFORMACIÓN DE INTERÉS

Gastos del día - 8 de septiembre:
  • Autobús: 260LKR por los cuatro desde Kandy hasta Karandupana (autobús número 662). La vuelta curiosamente fue más barata: 240LKR.
  • TukTuk: 150LKR cada TukTuk desde el cruce en Karandapana a Millenium Elephant Foundation. Lo mismo para la vuelta al cruce.
  • Millenium Elephant Foundation: 2000LKR la entrada con 8-10 minutos montando en elefante
  • Comer: 1100LKR en Muslim Hotel por cuatro Rottis, 2 botellas de agua y café. Servicio no incluído (10%).
  • Bailes: 500LKR cada uno en Kandyan Cultural Centre (17.00-18.00)
  • Cenar: 3500LKR los cuatro en Cafe Aroma Inn por cuatro platos de pasta, 2 botellas de agua y dos wattalapan de postre.
  • Alojamiento1400LKR por persona y noche en Fairlee Guesthouse (leer opinión aquí)

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comments:

me encanta asia said...

Buen trabajo! Te lo estas currando. Mi novio y yo vamos a ir 17 dias en agosto y seguramente hagamos un itinerario parecido al vuestro (o el mismo). Espero que te de tiempo a terminarlo antes de irnos nosotros.

Gracias!!!

Great little place called Bristol said...

Si! Para Agosto tendremos el blog terminado seguro! Hahaha Espero que las cosas que escribamos os sirvan de ayuda y que nos comenteis vuestras historias tambien.
Muchas gracias por el comentario! Un beso!

Post a Comment